Grupo de Reflexión sobre Economía y Cultura

Los emprendedores culturales son pieza fundamental en la innovación y desarrollo de nuevas propuestas para el mercado cultural. Una gran mayoría desconocen parcial o totalmente su participación activa en este rubro.

La delgada línea entre las actividades propias de la cultura y aquellas que resultan comunes como parte de su ejercicio, hacen difusa la perspectiva de su emprendimiento y  la participación de empresas bien establecidas como parte de la dinámica cultural.

¿Cómo puedo identificar mi participación como emprendedor cultural?

Debes considerarte un emprendedor cultural si tus actividades principales están relacionadas directamente con la administración, diseño, desarrollo, difusión, organización, gestión, producción y promoción de actividades culturales. Por ejemplo, si eres bailarín o coreógrafa, estás inmersa en el ejercicio de una actividad con objetivos culturales. Incluso si te dedicas al montaje escenográfico o la grabación fonográfica también estás participando de este sector denominado cultural, puesto que se trata de elementos indispensables para la realización de una obra teatral o fonográfica.

¿Se necesita realizar actividades artísticas para pertenecer al sector cultural?

Definitivamente no es el único aspecto que te identifica como actor del sector cultural. Podemos determinar que existen 4 campos  en los cuales tu profesión, conocimiento técnico, teórico, actividad principal y creatividad pueden encontrar nuevas oportunidades dentro del sector cultural

Área creativa: Aquí encontramos principalmente a todos los participantes del sector que utilizan a la creatividad como materia prima de sus emprendimientos o proyectos. Actores, coreógrafos, músicos, diseñadores, pintores, poetas, productores musicales, escritores, dibujantes, chefs, artesanos, talladores, lauderos, cuentacuentos, artistas callejeros, performers, antropólogos, difusores de cultura y todo aquel que ha desarrollado su sentido creativo, estético y artístico para generar productos culturales.

Área profesional: En esta categoría, encontraremos principalmente a todos aquellos participantes del sector que a través de un conocimiento analítico, estratégico, organizacional o teórico, aplican sus conocimientos profesionales en el desarrollo de conceptos, productos y servicios culturales. Gestores culturales, administrativos, contadores, abogados, diseñadores gráficos, profesores especializados, maestros de artes, iluminadores o managers artísticos se encuentran en este espacio. También pueden ser personas morales, como despachos o agencias de talento.

Área de infraestructura: Es uno de los segmentos más olvidados por el emprendedor o empresario cultural al momento de pensar en una idea de negocio. Aquí se encuentran los medios de comunicación (revistas, radio, televisión y redes sociales), estadios, salas de concierto, teatros, centros culturales (infraestructura dedicada), espacios públicos, centros de espectáculos, festivales, restaurantes, panaderías, museos, galerías, tianguis culturales, mercados de calzado… ¡y mucho más!

Área institucional: Indispensable para continuar los procesos de profesionalización y crecimiento del sector en distintos ámbitos, como instituciones gubernamentales relacionadas a las actividades económicas como el INEGI, Secretaría de Economía, Secretaría de Cultura, Sistema de Administración Tributaria, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Comisión Federal de Competencia Económica. También se encuentran aquellas relacionadas a las actividades culturales como la Secretaría de Cultura, Secretarías estatales de cultura, Fondos de apoyo, Instituto Nacional de Derechos de Autor, Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, además de las instituciones públicas o privadas en el ámbito del desarrollo académico como universidades, colegios, escuelas de artes, escuelas de arte popular, talleres de enseñanza para artesanos.

Tengo una idea de negocio para el sector cultural… ¿significa que soy emprendedor cultural?

Si la actividad o actividades conjuntas de tu idea de negocio pertenecen mayormente a resolver, mejorar, optimizar y favorecer al mercado cultural, además de mantenerte abierto a identificar las necesidades relacionadas con esta idea y su aplicación a la economía cultural, efectivamente eres un emprendedor cultural.

¿Tienes una idea de negocio? En Servicios Culturales Grecu participamos en la información, asistencia, orientación, asesoría, capacitación y vinculación para emprendedores del sector cultural. Dale un vistazo a nuestra página de servicios para emprendedores y te invitamos a inscribirte como emprendedor en nuestro Directorio Grecu de emprendedores. Nos leemos en el siguiente artículo.

Deja tu duda o comentario en nuestro blog. También puedes escribirnos a través del formulario de contacto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *