Grupo de Reflexión sobre Economía y Cultura

En diferentes momentos profesionales, creativos y económicos, principalmente durante una etapa de desempleo, las opciones de auto emplearse o emprender son las primeras en hacerse presentes como opciones.

Las oportunidades económicas en el sector cultural se diversifican en varios campos, sin embargo, para los creativos resulta un poco más complicado identificar alternativas adecuadas a su circunstancia.

Implica adaptar los conocimientos y habilidades a mercados que tienen como prioridades algunas otras necesidades clave. Por ello, resulta muy difícil en primera instancia lograr el interés en las actividades, eventos o soluciones propuestas, situación que a la larga se transforma en frustración o desencanto por respuesta del mercado.

¿Qué es el auto empleo y cuáles son sus ventajas?

El auto empleo son aquellas actividades o acciones inmediatas que decidimos iniciar en favor de obtener recursos económicos suficientes para el sostenimiento integral de nuestro soporte de vida. Es importante comprender que un soporte de vida integra aspectos fundamentales como alimentación, pago de servicios, vivienda, necesidades de salud y desarrollo educativo, académico o personal.

Cada una de ellas se volverá prioritaria en diferente escala dependiendo de la circunstancia de cada persona, es decir, para algunos puede ser más importante el pago de renta o mensualidad inmobiliaria, mientras que para otros su alimentación implica favorecer un aspecto de salud necesario como medida de acompañamiento para el tratamiento de una enfermedad.

Por ello, la selección de actividades para auto emplearse tienen un fundamento de orden prioritario. Incluso, podemos llegar a elegir auto emplearnos en campos que no están directamente vinculados a nuestro desarrollo profesional. Por lo tanto, podemos concluir que el objetivo principal del auto empleo significa realizar actividades que permitan colaborar con el sustento de nuestro soporte de vida.

Entonces, ¿qué es emprendimiento?

El auto empleo es una fuente rica de experiencias y es considerado un paso indispensable para el futuro emprendedor. Durante el periodo de auto empleo, el emprendedor descubrirá necesidades a resolver en su entorno de auto empleo. A diferencia de la actividad creativa donde se genera un concepto o idea cultural que es susceptible de comercializar, en el emprendimiento se resuelven necesidades específicas donde el concepto cultural aporta un beneficio que el mercado adquiere para su propio beneficio.

Al estar en contacto con mercados potenciales, escuchará muchas veces preguntas sobre ciertas variables que generan interés. Por ejemplo, si encontraste una oportunidad de auto empleo en la presentación de personajes en fiestas infantiles, tal vez escucharás que los padres quisieran interactuar más con sus hijos durante la presentación. ¡Qué tal si llevas trajes extra para los papás y diseñas un cuento sencillo en el que puedan actuar con sus hijos delante de sus invitados!

Ahí nace el emprendedor, pues comenzará a hacerse preguntas de tipo empresarial como:

    • ¿cuánto cuesta hacer trajes adicionales?
    • ¿en qué tamaños debería hacerlos?
    • ¿quién más lo está haciendo?
    • ¿por qué no lo están haciendo?
    • ¿cuánto estarían dispuestos a pagar por esta opción mis posibles clientes?
    • ¿Qué tipo de nivel socio económico tienen esos clientes?
    • ¿Debo incluir personajes conocidos o diseñarlos es una barrera comercial?
    • ¿A quién conozco que construya un set portable de escenografía que quepa en el coche?
    • ¿Cuánto me costaría utilizar un transporte más adecuado?

El emprendedor despierta los sentidos hacia su entorno y aprende que escuchar las necesidades de clientes potenciales es la respuesta clave para diseñar productos, servicios o experiencias que signifiquen de gran interés para el mercado que desea abordar. Acotar las oportunidades, tener paciencia en el desarrollo y generar prototipos de servicios o productos para probar mientras se auto emplea, servirá para identificar verdaderas oportunidades para iniciar un emprendimiento o idea emprendedora.

Así que podemos concluir que el emprendedor puede desarrollarse a partir de una actividad de auto empleo, siempre y cuando esté en alerta constante de las necesidades de su mercado y clientes potenciales.

Es importante finalizar este artículo con la siguiente reflexión. Independientemente de la posición que asumas en este momento, nunca debes desvalorar  la experiencia del auto empleo, puesto que es la experiencia más valiosa que aportará a tu desarrollo emprendedor.

¡Estás directamente en contacto con tu mercado! Puedes preguntar, modificar, alterar, mejorar o sugerir alternativas directamente a tus clientes potenciales y pulir tu modelo de negocio en el proceso. Así que aunque el capital económico ayuda a crecer un emprendimiento, es la experiencia y conocimiento de tu mercado lo que permitirá diferenciarte de tu competencia.

Hacerte acompañar durante el proceso es una idea inteligente que minimiza el riesgo y acelera el proceso para detectar oportunidades que tienes en las manos.

¿Ya has identificado oportunidades en tu etapa de auto empleo?

Te invitamos a conocer las opciones que hemos desarrollado para facilitar tu transición del auto empleo hacia el camino emprendedor en nuestra página de servicios para emprendedores del sector cultural.

¿Ya iniciaste una idea, negocio o emprendimiento y necesitas evaluar tu avance como emprendedor para tomar nuevas decisiones?

Entonces te invitamos a que conozcas los paquetes de evaluación emprendedora para tu proyecto de micro y pequeña empresa en el sector cultural que hemos preparado para ti.

Así que resuelve tu soporte de vida, experimenta, planea, ajusta y gana experiencia para dar tu salto al mundo del emprendimiento. ¡Cuéntanos tu experiencia en la caja de comentarios!

¡Nos leemos en la siguiente entrada del Blog!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *